Hemiparesia Infantil

Hemiparesia Infantil

La Hemiparesia Infantil es una condición neurológica que dificulta el movimiento de una mitad del cuerpo pero sin llegar a la parálisis, es decir, sin llegar a la falta de movimiento total, por lo que es un grado menor que la hemiplejia, que sería la parálisis total, y afecta a un niño de cada mil nacidos. Puede traer aparejadas otras dificultades como dificultades del desarrollo -retraso cognitivo, problemas de deglución, dificultades del lenguaje.

Área Psicología

Evaluación y tratamiento

La ayuda psicológica de forma individual y grupal es de gran importancia para aceptar y convivir con la HI y, para mejorar la calidad de vida, tanto del afectado, como de los familiares y cuidadores.

Cuando entrevistamos a los padres de niños con HI, nos suelen trasmitir sus preocupaciones, dudas y manifiestan muchas veces como es la vida diaria de sus hijos.  Se escucha y se observa que más allá de las dificultades motoras, también se escucha en los discursos, lo latente, lo que a veces no se ve a simple vista que afectan sus emociones, conductas, educación o sus relaciones personales que pueden llegar a condicionar su vida cotidiana y sus proyectos a futuro. Desde un modelo bio-psico-social nos proponemos hacer hincapié en lo físico y, también en lo psicológico y social.  Se debe tener en cuenta no solo el análisis de los distintos tipos de tratamiento dirigidos a lo físico, sino también a sus aspectos psicológicos, latentes de la HI que, puede generar estrés en niños y la flia, ansiedad, miedos, y, que a largo plazo se puede transformar en otras patologías.

Objetivos generales de la Terapia Psicológica para los pacientes con HI:

  • Historia clínica, entrevistas estructurada, anamnesis, para la recolección de datos y planteo de los objetivos tanto generales como específicos.
  • Valoración inicial con Evaluaciones Psicológicas del paciente, de sus funciones cognitivas-conductuales, patológicas, mediante técnicas específicas y tratamiento.
  • Proporcionar información sobre los síntomas de la HI.
  • Ayudar al paciente y a sus familiares a manejar las emociones que acompañan al diagnóstico (incertidumbre, pronóstico, tratamientos, pérdidas de las formas de llevar la vida cotidiana, etc.)
  • Adaptación continua a los cambios producidos en el desarrollo psicomotriz del niño.
  • Mejora del estado anímico y tratamiento de posibles trastornos psicológicos en los pacientes: (ansiedad y/o depresión, miedos, deterioro autoestima, alteraciones del sueño, dificultades de concentración, etc.)
  • Identificación, evaluación, expresión, manejo y control de las emociones del paciente (control de los impulsos, baja tolerancia a la frustración, etc.).
  • Observaciones cualitativas latentes: (actitud, comportamiento, conductas, flexibilidad, lenguaje verbal y no verbal, manipulación, etc.)
  • Fomentar relaciones sociales y familiares. Evitar el aislamiento social (inclusión, exclusión, etc.)
  • Estimular la autonomía y fomentar la vida activa.
  • Fomentar la autoestima.
  • Apoyarlos en los procesos de aprendizaje.
  • Coordinar recursos disponibles (escuela, amigos, familia, etc.)
  • Tratamiento de secuelas cognitivas, sensoriales y motrices.
  • Seguimiento de todo el tratamiento de rehabilitación.

Intervenciones específicas de la Psicológica para los pacientes de HI:

  • Entrevistas iniciales de evaluación (identificar síntomas somáticos y/o alteraciones psicológicas).
  • Detectar y potenciar los recursos del paciente y de sus familiares, con el fin de disminuir, eliminar o prevenir diversas sensaciones como de incertidumbre o impotencia, etc.
  • Evaluaciones Psicológicas cognitivas-conductuales y patológicas.
  • Aplicación de Técnicas cognitivos-conductuales.
  • Estimulación cognitiva a través de técnicas específicas, según el caso.
  • Técnicas psicomotrices a través de (dibujo, pintura, collage, juegos, cuentos, etc.)
  • Intervenciones sensoriales de tacto, movimientos, visuales, etc.
  • Intervenciones musicales pedagógicas a través del juego.
  • Re evaluación: Se lleva a cabo una reevaluación periódica para afrontar las distintas etapas del crecimiento del niño, las dificultades que puedan aparecer, y el desarrollo de sus potencialidades, tanto cognitivas-conductuales como emocionales.
Área Fonoaudiología

Evaluación y Tratamiento

Desde ésta área se realizará la evaluación correspondiente del niño, teniendo en cuenta todos los aspectos (deglución, voz, lenguaje) y se establecerán los objetivos para el tratamiento, en líneas generales los pacientes con Hemiparesia pueden presentar dificultades en la deglución (poca movilidad laríngea, caída prematura de alimentos por tener dificultades en la válvula velo-lingual, regurgitación nasal), dificultades en la masticación y formación del bolo, al igual que dificultades en el desarrollo del lenguaje. De acuerdo al área afectada se irá planificando cada sesión.

Intervención

Desde el aspecto deglutorio se trabajará sobre la fase preparatoria oral, oral y faríngea: se realizarán praxias para fortalecer la musculatura lingual, orbicular y facial, se trabajará la sensibilidad en caso de que esta esté afectada para ir tolerando los diferentes alimentos, se trabajará también el patrón masticatorio que deberá ser el adecuado para la formación del bolo, también sobre el velo del paladar propiciándole un movimiento adecuado, sobre el ascenso laríngeo

Desde el lenguaje, muchas veces las dificultades están en la producción oral y son de tipo articulatorias, pero también puede suceder que haya dificultades en la comprensión del lenguaje o dificultades cognitivas que traen aparejados conflictos atencionales y de memoria sobre las que actuaremos desde esta área.

Re evaluación

Una vez iniciado el tratamiento se irá constatando todos los objetivos planteados, cuáles se alcanzaron y cuáles no y se irán modificando las estrategias para el cumplimiento de los mismos así como se irán planteando nuevos en caso de ser necesario.

Área Terapia Ocupacional

Evaluación y Tratamiento

La Hemiparesia infantil repercute en la autonomía y desarrollo del niño, debido a la presencia de menor rango de movilidad articular, tono muscular afectado, dificultad en la destreza del hemicuerpo afectado, con tendencia a no incorporar el lado afectado en las actividades cotidianas, rigidez o flacidez muscular, dificultades en la sedestación y bipedestación, falta de equilibrio y coordinación, pie equino, presencia de fatiga muscular.

La Hemiparesia no se puede generalizar, ya que en cada caso se manifiesta de diferentes maneras y sólo se dan en ciertas actividades, cada niño es único y diferente.

La calidad de vida del niño mejora mediante diferentes abordajes, técnicas y estrategias terapéuticas en función al déficit motor, perceptuales y cognitivos.

La evaluación inicial a partir de la entrevista, seguida de las evaluaciones motoras, perceptuales y cognitivas es importante para delinear los objetivos para su posterior tratamiento.

Se evalúa la necesidad del uso de ortesis y/o férula, como también posibles adaptaciones y/o ayudas técnicas para los diferentes entornos (hogar y escuela). Los objetivos son planteados de acuerdo a las necesidades de cada niño y de común acuerdo con la familia. Es muy importante la participación de la familia durante el proceso terapéutico.

Intervención

Los niños presentan dificultades para realizar actividades combinadas y coordinación bimanual,  lo que los lleva muchas veces a ignorar su lado afectado, también genera frustración, disminuyendo su autonomía y de esta manera aumenta el nivel de dependencia.

Desde Terapia Ocupacional se utiliza el abordaje desde NeurodesarrolloBobath, favoreciendo la integración del hemicuerpo afectado, buscando equilibrar el cuerpo en cuanto a funcionalidad y movilidad y desde la Terapia Bimanual, se persigue el uso coordinado de ambas manos para realizar actividades de la vida diaria, para que el niño aumente su independencia funcional, participe en las diferentes actividades dentro de su hogar como en el entorno escolar, favoreciendo positivamente en su autoestima.

A la hora de planificar las actividades y juegos se tiene en cuenta los intereses del niño, como también se incentiva a que el niño participe activamente en la elección del juego, permitiendo mediante la misma construir su identidad.

La intervención es individual y grupal. Mediante el juego se integra las diferentes estrategias para favorecer la autonomía del niño, por ejemplo en vestido tren superior e inferior, alimentación., etc. El trabajo grupal no solo permite reforzar el aprendizaje sino que desarrolla y favorece las habilidades de comunicación e interacción.

Mediante la coordinación bimanual y el uso combinado de ambas manos y la práctica se busca que el niño integre de manera gradual su lado afectado, favoreciendo su desempeño en actividades de la vida diaria (autocuidado, juego y educación) y su esquema corporal.

Hay niños con mayor o menor destreza en el movimiento; en los niños que presentan menor destreza se estimula en la utilización de su mano afectada como asistente durante actividades bimanuales y en niños que presentan mayor destreza en el movimiento se estimula a aumentar su habilidad y precisión en las tomas, manipulación y liberación de objetos, respecto a la coordinación ojo mano y coordinación bimanual.

Es importante la participación de la familia, para continuar desde el hogar lo trabajado en sesión. Se guía y se acompaña a la familia, brindando técnicas y estrategias para favorecer las habilidades motoras, de procesamiento, comunicación e interacción a partir del juego y actividades significativas, con propósito, poniendo en práctica la creatividad.

Técnicas de vestido

Recomendaciones para favorecer el vestido y desvestido

  • Vestirse frente al espejo y nombrar las partes del cuerpo favorece el esquema corporal, permite tomar consciencia de su cuerpo.
  • Uso de ropa holgada.
  • Sustituir el botón del pantalón por velcro, cierres con elástico o botones a presión.
  • Elegir tejidos flexibles, evitar el tejido rígido.

Técnicas de vestido tren superior (buzo)

Cada uno incorpora a través del paso a paso y la repetición la técnica 1 o 2. Se aconseja estar sentado y si es posible frente al espejo.

Nº 1

Manga en brazo afectado     Pasar la cabeza     Introducir la otra manga

Nº 2

Manga en brazo afectado    Brazo fuerte la otra manga     Introducir la cabeza

Técnicas de desvestido tren superior

Al igual que en el vestido, cada uno incorpora a través del paso a paso y la repetición la técnica 1 o 2. Se aconseja estar sentado y si es posible frente al espejo.

Nº 1

Nº 2

Técnicas de vestido tren superior (campera, saco)

Técnicas de vestido tren inferior

Re evaluación

Durante el proceso terapéutico se realiza la re evaluación funcional del paciente de las habilidades motoras, procesamiento, comunicación e interacción social, mediante evaluaciones estandarizadas y técnicas con el fin de re evaluar los objetivos terapéuticos.

Área Psicopedagogía

Evaluación y tratamiento

Principalmente, con la llegada del paciente al consultorio, se realiza una evaluación individual del mismo, para poder realizar un proyecto de trabajo. Para esto, se juega y se dialoga con el paciente, con el fin de conocer sus gustos y necesidades.

Objetivo

El objetivo por el cual se realiza este proyecto o plan de trabajo, es la estimulación de aquellas áreas cognitivas donde el paciente muestra retraso o dificultad.

Se trabaja con materiales que puedan ser manipulados por el paciente para que su uso dé los resultados esperables y haya un disfrute en la utilización de los mismos. Además, se trabaja en la estimulación de la zona que puede utilizar el niño, con el fin de que le sea totalmente de utilidad, compensando la dificultad de la zona afectada.

Intervención

En al área de psicopedagogía, se trabaja principalmente con juegos, ya que se trata de un niño. Para esto, se buscan materiales que puedan ser manipulados por el paciente, y que no hagan que el mismo se sienta frustrado, al contrario, debe haber un disfrute y una actitud positiva de su parte para que el encuentro en el consultorio sea ameno y de resultados positivos.

Re evaluación

La re evaluación que se le realiza al paciente es constante, ya que se observa en cada sesión como progresa o no el mismo, y se modifica así, de ser necesario, el plan de trabajo trazado en un principio. Además, recordemos, que, al tratarse de un paciente menor, es muy importante la comunicación con la familia del mismo, que también debe ser constante ya que esta es una herramienta positiva para nuestro trabajo y también para el paciente.

Recuerden que cada niño es único y diferente, que son los tiempos del niño y no los nuestros.

Documento realizado por las áreas de Terapia Ocupacional, Fonoaudiología, Psicología y Psicopedagogía de Rebiogral.

Compartir

© 2017 Rebiogral