Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter

Trastornos de la Marcha y su Tratamiento

adulto mayor en tratamiento, haciendo ejercicios con muletas

Una de las funciones más complejas que realizan los seres humanos es el tema de la deambulación, de la marcha. Es importante saber que para que una persona se mueva y pueda caminar se vinculan una gran cantidad de estructuras neurológicas y corporales en general como la corteza cerebral, el tronco cerebral, el cerebelo, el laberinto del oído medio, la visión, la audición, la medula espinal, los músculos de todo el cuerpo, los huesos, las articulaciones, la médula, los nervios periféricos, entre otros. Todas estas estructuras tienen que estar en buen estado, en equilibrio y armonía, interconectadas unos con otros.

Cualquier enfermedad o causa que genere un daño, o el propio proceso de de envejecimiento, provoca un desequilibrio en todo lo que es la función de la buena calidad de la estabilidad y de la marcha. Y esto es importante porque restringe la movilidad de las personas, restringe su calidad de vida, la hace dependiente de otra persona y lo que es más triste es que esto provoca accidentes tanto en la vía pública, como en los domicilios, los trabajos, en lugares de esparcimiento. Todos estos  con gran cantidad de consecuencias como pueden ser las fracturas de cadera, de las muñecas, de las vertebras y pelvis.

Estadísticas

Para que tengamos una idea, en Estados Unidos y en muchos países desarrollados donde se le da una atención buena a la tercera edad, se han  hecho estudios que demuestran que más de 300 mil personas al año sufren caídas con fractura de cadera y esto implica un gran sacrificio tanto para la persona que lo padece  como para su familia, también para las entidades aseguradoras de salud, los hospitales, para todo el sistema. Es por eso que este tema es un tema de prioridad para cualquier país serio que quiera atender mejor a la tercera edad.

Tratamiento Interdisciplinario

Hay otros tipos de marchas patológicas que en definitiva restringen la movilidad de las personas y la hacen propensas a todos estos accidentes. Para todos esos  casos existe en  Rebiogral  un equipo Interdisciplinario de Neurología y de Rehabilitación Neurológica donde, en primer lugar se evalúa personalizadamente cada caso y se analiza el tipo de alteración de la marcha que tiene. Luego,  si es mejorable en alguna medida, se le arma un plan personalizado de rehabilitación, se lo deriva a los kinesiólogos competentes en estos temas y se arma toda una estrategia para que, dentro de su estado, esa persona obtenga, si es que tiene margen mejorable, las mayores posibilidades de no depender de otra persona o de disminuir la dependencia de otra persona. El fin que se busca desde Rebiogral es que el paciente pueda logar su plena independencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Seguir leyendo:

BTL 6000 High Intensity Laser
Kinesiología

Tecnología láser aplicada a la recuperación de tejidos

Centro Rebiogral incorpora a sus tratamientos maquinaria de alta tecnología que sorprende por su eficacia en recuperación de tejidos con el potencial de mejorar patologías de músculos, tendones, ligamentos, articulaciones, dolores neurales, entre otros. Hoy vamos a conocer el primero de ellos, el BTL 6000 High Intensity Laser. Tratamiento con equipamiento láser de alta intensidad

Dolor

La clásica “culebrilla” es entonces… un virus de la varicela

Sí, la “culebrilla” es una infección por Herpes Zoster de la familia varicela que tiene como localización más frecuente, la región intercostal, o sea la región de los nervios que recorren cada una de nuestras costillas por debajo de ellas. En algunos casos pueden dejar un dolor crónico intercostal a veces de muy difícil tratamiento.

Dolor

Infecciones por herpes zoster 

El Herpes Zoster pertenece a la familia de los virus de la varicela. Generalmente ingresa por nuestra piel y coloniza ganglios nerviosos sensoriales. Genera lesiones cutáneas, que van disminuyendo con los días, pero el virus queda atrapado por nuestros ganglios linfáticos y se queda en estado de latencia, quizás para siempre.  Justin Bieber y la

Ir arriba